in

Museos que debes conocer antes de morir

Hombre admirando unos cuadros - Creative Commons, (Unsplash, Igor Miske)

Popularmente cuando viajamos, estamos ansiosos de conocer, las mejores playas, montañas y ser protagonistas de un sinfín de aventuras y diversión. Como también  deleitarnos con los platos típicos de nuestro destino; pero ¿en realidad vemos más allá? Probablemente si no te gusta el arte y no eres un turista curioso, tu respuesta sea no. Sin embargo en el planeta en cada rincón, los museos les abren las puertas a sus visitantes, y recorrer museos es una de las mejores maneras de divertirnos. Además de aprender acerca de temas diferentes, como la historia, la naturaleza y el arte. Lo que hace a estas instituciones algo especial,  es su capacidad de transportarnos a diferentes tiempos y lugares, aquí te traemos un top 10 de los museos que debes conocer antes de morir, empecemos…

 

Museo del Louvre – París

 

Inaugurado a finales del siglo XVIII, el Museo del Louvre es el museo más importante de Francia y uno de los más visitados del mundo. Actualmente recibe más de ocho millones de visitantes cada año, además de los tesoros que posee, su interesante arquitectura es muy atractiva para millones de turistas, que se toman divertidas fotos junto a él posando de maneras espontáneas.

La colección del Louvre comprende cerca de 300.000 obras anteriores a 1948, de las que se exponen aproximadamente 35.000. La inmensa colección está organizada de forma temática en diferentes departamentos: antigüedades orientales, antigüedades egipcias, antigüedades griegas, romanas y etruscas, historia del Louvre y el Louvre medieval, pintura, escultura, objetos de arte, artes gráficas y arte del Islam.

Museo Louvre de noche – Creative Commons, (Pexels, Pixabay)

Entre las pinturas más importantes del museo merece la pena destacar las siguientes:

  • La Gioconda de Leonardo da Vinci.
  • La Libertad Guiando al Pueblo de Delacroix.
  • Las Bodas de Caná de Veronés.

Entre las esculturas las obras más sobresalientes son:

  • La Venus de Milo de la Antigua Grecia.
  • El escriba sentado del Antiguo Egipto.
  • La Victoria Alada de Samotracia del período Helenístico de la Antigua Grecia.

Aunque el Museo del Louvre es muy importante a nivel mundial, puede que para las personas que no están demasiado interesadas en el arte llegue a convertirse en un lugar demasiado aburrido debido a sus enormes dimensiones, a las que se suman el calor y las aglomeraciones.

Museo del Prado – Madrid

El Museo del Prado es el museo más conocido de Madrid y uno de los museos de arte más importantes del mundo. El museo es obra de Juan de Villanueva y se inauguró en 1819. La colección del Museo del Prado se basa principalmente en pinturas de los siglos XVI al XIX. Entre sus cuadros cuenta con obras maestras de pintores de la talla de Velázquez, El Greco, Rubens, El Bosco o Goya.

Los amantes del arte necesitarán dedicar al menos una mañana para recorrer todas las salas y poder parar en las obras más valiosas. Si por el contrario no te gusta mucho el arte, al menos deberías aprovechar la entrada gratuita para ver el museo por dentro y admirar los cuadros más importantes, son espacios llenos de diversión, aprendizaje, cultura y tradición.

Debido a su cercanía, puede ser una buena visita después de relajarse en El Retiro.

Mujer observando cuadros – Creative Commons, (Pexels, Una Laurencic)

Museo Británico – Londres

Como sucede con el Prado y el Louvre, el British también nace de la predominancia de un Reino y de aquella guerra que en el siglo XIX se desató en pos de conquistar lo que quedaba del mundo antiguo. El Museo Británico de Londres es, además de uno de los museos más antiguos del mundo, una de las colecciones de antigüedades más grandes y famosas que existen. En la actualidad el Museo Británico (British Museum) recibe más de 5 millones de visitantes anuales, lo que le convierte en el tercer museo más visitado del mundo, por detrás del Louvre de París y del Metropolitan Museum de Nueva York, (del que hablaremos más adelante).

Los más de siete millones de objetos procedentes de todos los continentes que posee el museo, se encuentran ordenados según su lugar de procedencia. El museo tiene tal extensión, que para visitarlo sin prisa sería necesario dedicar más de un día pero, para ver lo más importante, una mañana puede ser suficiente.

Sin ninguna duda es la mejor colección arqueológica del mundo, con impresionantes sarcófagos egipcios, infinitos frisos helenos y hasta un moái de la Isla de Pascua. Un repaso imprescindible de toda la historia de la Humanidad condensado en un mismo espacio. Y además, es gratuito.

Escultura de un león – Creative Commons, (Pexels, SL Wong)

Galería Uffizi (Florencia)

La Galería de los Uffizi es una de las colecciones de pintura más ricas y famosas del mundo. Al recorrer el museo también encontrarás estatuas griegas y romanas, dibujos y estampas, ¡un verdadero paraíso a la vista!

Las salas de pintura están ordenadas cronológicamente y gracias a la estructura del museo es muy sencillo recorrerlas sin perderse. La parte más famosa es la referente al renacimiento italiano, con obras de genios como Botticelli, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano

De sus tesoros, resaltan las obras más emblemáticas que componen la Galería Uffizi, que por ende,  son especialmente conocidas:

  • El Nacimiento de Venus (Sandro Botticelli, 1484)
  • Adoración de los Magos (Leonardo da Vinci, 1481 – Obra inacabada)
  • La Anunciación (Leonardo da Vinci)
  • Virgen del jilguero (Rafael, 1506)
  • La Venus de Urbino (Tiziano, 1538)

Es imperdonable que estés visitando Florencia y no vayas a esta hermosa y llena de historia Galería, ¡no te arrepentirás!

Exhibición de pinturas – Creative Commons, (Pexels, Negative Space)

Museos Vaticanos – Ciudad del Vaticano

Este conjunto de espacios reúnen la magnificencia del universo papal de aquellos años con esculturas de mundo clásico, cuadros renacentistas y frescos que han pasado a la historia como los de la Capilla Sixtina. Con más de 6 millones de visitantes anuales, los Museos Vaticanos son una de las principales atracciones turísticas de Roma. En su interior se encuentran miles de obras de arte recogidas por la Iglesia Católica Romana durante más de cinco siglos, ¡un tesoro!

Los orígenes de estos museos se remontan a 1503, año en que el recién nombrado Papa Julio II donó su colección privada. Desde ese momento tanto familias particulares como otros papas han ido aumentando la colección de los museos hasta convertirla en una de las más grandes del mundo. Actualmente los Museos Vaticanos reciben más de 6 millones de visitantes anuales, aunque sin duda, una de las razones de ésto es que constituyen la puerta de entrada a la Capilla Sixtina.

Pero, te preguntarás; ¿qué museos hay en el interior?. Solo por mencionar algunos, aunque son muchísimos más de los que puedas leer en esta minúscula lista, son los siguientes:

  • Museo Pío – Clementino: Creado gracias a los papas Clemente XIV y Pío VI, este museo reúne las obras griegas más importantes del Vaticano.
  • Apartamento de Pío V: Obra del papa Pío V, reúne tapices flamencos de los siglos XV y XVI, una colección de cerámicas medievales y otra de mosaicos medievales en miniatura.
  • Galería de los Candelabros: Estatuas romanas copias de originales griegos y enormes candelabros del siglo II d.C. decoran esta elegante galería.
  • Museo Etnológico Misionero: Contiene obras de arte de todas las misiones pontificias del mundo, entre las que se incluyen objetos procedentes del Tíbet, Indonesia, India, Extremo Oriente, África y América.
  • Galería de mapas cartográficos: Realizados entre los años 1580 y 1585, los preciosos mapas pintados al fresco sobre los muros de esta galería representan las regiones italianas y las posesiones de la iglesia.
Escaleras en espiral hacia abajo – Creative Commons, (Pexels, Cosmin Paduraru)

Sin embargo si tu estadía es larga en Roma, puedes tener la suerte de conocerlos todos.

Museo del Hermitage – San Petersburgo

El Hermitage se encuentra situado en el corazón de San Petersburgo, entre el malecón del río Neva y la Plaza del Palacio. El Hermitage ocupa cinco edificios unidos (el Palacio de Invierno, el Teatro de Hermitage, el Hermitage Pequeño, el Hermitage Viejo y el Nuevo Hermitage) que forman un hermoso conjunto arquitectónico, donde seguramente lograrás ensimismarte en tus pensamientos.

Actualmente el Hermitage atesora más de dos millones y medio de objetos culturales y artísticos de los pueblos de Europa y Oriente desde los tiempos más remotos hasta el siglo XX. En el edificio del Hermitage nuevo encontramos una parte de la colección de los maestros italianos, que fue construido por Nicolas I y abrió las puertas al público hace 150 años.

Asimismo, aquí se encuentra arte italiano de los siglos XIII al XVIII La Anunciación de Martini, La visión de San Agustín, de Lippi, La virgen y el niño de Fra Angelico, El tañedor de laúd de Caravaggio. La única obra de Miguel Ángel, El niño en Cuclillas estaba destinada al panteón de los Médici, pero ahora se exhibe en este museo.

San Petersburgo y Hermitage, un destino imprescindible para los amantes del arte y la cultura, ¡un destino imperdible!

Vista de vitrinas de cristal – Creative Commons, (Pexels, Flickr)

Rijksmuseum – Ámsterdam

Una de las mayores razones que hacen que este museo de Ámsterdam merezca estar en esta lista. Es la necesidad de aunar la grandeza artesanal del país y presumir de su historia marinera; el Rijksmuseum (Museo Nacional) está considerado como el mejor museo de Holanda. Con la mayor colección de cuadros del Siglo de Oro holandés atrae a cerca de dos millones de visitantes anuales. El diseño del Rijksmuseum (obra del mismo arquitecto que la Estación Central) fue muy criticado por su adornada fachada y sus tejados neogóticos, tema que quedó en el pasado, y hoy es admirado como una increíble obra maestra.

Top 3 colecciones:

De entre los siete millones de obras que contiene el museo, muchos portales web las clasifican como las mejores, ¡acá van!:

  • Ronda de Noche: El mejor cuadro de Rembrandt fue el mismo que le llevó a la ruina. En esta obra de grandes dimensiones, pintada entre 1640 y 1642, se puede admirar una visión distinta de la milicia neerlandesa.
  • La Lechera: Esta pintura de Johannes Vermeer de un realismo insuperable mezcla perfectamente el sosiego de la sirvienta con el movimiento de la leche.
  • El Alegre Bebedor: Esta obra de Frans Hals refleja optimismo. Fue creada por el artista holandés entre 1627 y 1628.

Un dato importante es que, justo al lado del Rijksmuseum, se encuentra el Museo de Van Gongh, ¡no pierdas la oportunidad de visitarlo!

Panorámica museo por fuera – Creative Commons, (Pexels, Pixabay)

Museo Metropolitan de Nueva York – (MET)

El Museo Metropolitano de Arte (MET) es el museo más grande de Nueva York y también el más visitado; así que no puedes dejar de descubrir todas sus maravillosas obras de arte

El MET, es uno de los museos más visitados no solo de Nueva York, sino también uno de los diez más visitados de todo el mundo. Cuenta con más de 6 millones de visitantes anuales. El museo se inauguró en febrero de 1872 cuando Robert Lee Jenkins donó su colección privada. Desde entonces ha ido incrementando su colección hasta los más de dos millones de objetos que tiene en su haber, ¡nada despreciable!

Los objetos más importantes del MET, son sus tesoros de las culturas clásicas y las pinturas de artistas de la talla de Monet, Cézanne o Rembrandt, lo que se traduce en diversión pura para los fanáticos de estos artistas, quienes de seguro se sentirán como un niño en una juguetería.

Entre las exhibiciones menos habituales se encuentra la zona egipcia, donde se expone el Templo de Dendur magníficamente reconstruido. Este templo fue un regalo de Egipto por la ayuda en la salvación de Abu Simbel, un magnífico espacio lleno de misterio e historia, que no puedes dejar de apreciar.

Gran salón de pinturas – Creative Commons, (Pexels, Riccardo Bresciani)

Aunque el MET, es el museo de arte por preferencia en Nueva York, en ocasiones muchos turistas no cuentan con el tiempo necesario para detenerse en cada una de sus joyas y por ende, hay que ser selectivo. Si este es tu caso, las zonas más interesantes son la Romana y la Egipcia, así como los cuadros de la segunda planta, un valioso consejo que sabrás agradecer.

Museo d’Orsay – París

El Museo de Orsay está dedicado a las artes plásticas del siglo XIX y cubre los periodos artísticos que transcurren entre las creaciones expuestas en el Museo del Louvre y las del Centro Pompidou.

Está ubicado, en una antigua estación de tren que fue inaugurada en el año 1900 con motivo de la Exposición Mundial de París. La estación contaba con un elevado tráfico de trenes hasta 1939. En la actualidad el edificio aún conserva el antiguo encanto de la estación de trenes que albergó en el pasado, ideales para los amantes del vintage arquitectónico y cultural.

Entre sus mejores exposiciones; el Museo de Orsay contiene pinturas impresionistas y post-impresionistas, además de una gran colección de escultura, artes decorativas y elementos arquitectónicos, que te aseguramos no pararás de asombrarte en cada rincón.

Además, en las salas laterales de la planta baja del extenso edificio se muestran obras pertenecientes al periodo de 1848 a 1870, mientras que en la zona central se pueden ver llamativas esculturas. En la planta superior se muestran las obras pertenecientes a la época floreciente entre 1874 y 1886, donde se pueden encontrar las obras de grandes maestros como Renoir, Cézanne, Gauguin o Monet. En esta planta se pueden ver algunos elementos decorativos además de una preciosa sala de fiestas decorada con todo lujo de detalles, esto será un festín lleno de diversión para la vista de los verdaderos amantes del arte.

Cielo raso lleno de pinturas – Creative Commons, (Pexels, Reading Knights)

Museo Guggenheim – Bilbao

Definido como el mejor edificio de la segunda mitad del siglo XX, el Museo Guggenheim Bilbao ha transformado completamente la ciudad, colocándola en el mundo y modificando radicalmente su imagen, a tal punto de que muchos mochileros concuerdan en que es muy divertido visitar su interior y alrededores.

Su inauguración data del año 1997, basándose en el proyecto del arquitecto americano Frank Gehry, quien, tras visitar la ciudad, tuvo muy clara su ubicación. “ese es el lugar”, exclamó tras observar una panorámica de Bilbao desde el monte Artxanda, (así cuentan los cofundadores).

Asimismo, el lugar actual donde “hace vida”, este grandioso lugar, eran los terrenos de la antigua Compañía de Maderas, al borde de la margen izquierda de la Ría. Por ende, el diseño está basado “en el puerto que fue y la ciudad que es”, simbolizando un navío anclado a orillas del Nervión. El titanio con el que está hecho, permite contemplar, en cada momento del día, las tonalidades que la luz proyecta sobre él, haciéndolo un bello y divertido espacio para tomar mágicas fotografías.

Pasillo lleno de esculturas – Creative Commons, (Pexels, Hieu Vurong)

Cada año un millón de personas, el 70% extranjeros, visitan el Museo Guggenheim Bilbao. El ‘casco’ y el Yorkshire que lo custodian logran el efecto llamada, pero los ‘camarotes’ también dejan boquiabierto hasta al más escéptico, especialmente la sala ArcelorMittal, ¡descubre tú mismo el por qué!

En sus 130 metros de longitud el artista Richard Serra ha acomodado algunas de sus esculturas de gran formato: Serpiente y La materia del tiempo. Hay que pasear entre ellas, tocarlas, incluso hablar con ellas, para sentir el arte contemporáneo con los cinco sentidos, y después subir a la segunda planta para quedar noqueados con una vista general de una sala única en el mundo. Así que la diversión y el aprendizaje está garantizado en este recorrido.

Ahora bien viajero, debes incluir en tus viajes, ¡visitas a los museos! es una experiencia que no querrás perderte.

Podría interesarte, aerolíneas podrían elevar tarifas de viaje por el peso de cada pasajero.

¿Que opinas?

20 points
Upvote Downvote

Escrito por Audreyth Bedoya

Amante de los libros y la tecnología, sigo creyendo que la cultura une cerebros y continentes. Cada día tenemos la oportunidad de reinventarnos y crecer como seres humanos. ¡Y que la creatividad acompañe nuestros pasos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comments

0 comments

Aerolíneas podrían elevar tarifas de viaje por el peso de cada pasajero

Entérate: 12 ciudades donde te pagan por vivir en ellas