in

Un inofensivo y tranquilo paseo en kayak terminó muy mal

El daño que le hemos hecho a nuestro planeta cada vez es mucho más evidente, y nos recuerda constantemente que debemos hacer algo al respecto si deseamos reparar este mal. En esta ocasión les tocó a Andrew Hooper y Josh Bastyr llevarse un susto de muerte ocasionado por las altas temperaturas que provocan el rompimiento de los glaciares.El pasado 10 de agosto este par de jóvenes se encontraban en la península de Kenai, Alaska, realizando un tranquilo paseo en kayak cerca del famoso Glaciar Spencer.

Mientras ambos grababan vídeos sobre la experiencia del kayak para sus canales de youtube, todo iba de maravilla hasta el momento en que Andrew y Josh notaron que un túnel del Glaciar Spencer estaba cerca de quebrarse, por lo que pensaron que sería buena idea quedarse y grabarlo todo.

En el vídeo, el cual se ha hecho muy popular, se puede apreciar como ambos jóvenes se encontraban navegando tranquilamente cuando se escucha un fuerte estruendo el cual llama su atención y los hace detenerse. Lo siguiente que se puede apreciar es como enormes pedazos de hielo comienzan a caer levantando una gigantesca ola que pronto alcanza a los jóvenes. De los cuales Josh logra mantener el equilibro, pero Andrew se tambalea y cae al agua helada aunque no pasó nada grave ya que su compañero pudo rescatarlo sin que sufriera daños significativos.

Glaciar Spencer; Jon & George – Flickr   

Luego de estos acontecimientos Andrew Hooper comentó en su cuenta de Facebook «Lo que comenzó como una tranquila exploración de glaciares en Spencer Glacier se convirtió rápidamente en la mayor descarga de adrenalina en nuestras vidas. Nos sentimos muy agradecidos de estar vivos, y maravillados por el poder de la naturaleza». De igual manera, el mismo declaró en el vídeo que se publicó en la cuenta de youtube Home With the Hoopers “Obviamente, estábamos muy cerca, nosotros lo sabíamos al entrar en esto. Pero, probablemente es la cosa más genial que he hecho en mi vida”.

Estos acontecimientos se deben a las altas temperaturas que se han apreciado los últimos meses en Alaska, las cuales son más elevadas de lo normal. Tan solo en el pasado mes de Julio en la ciudad de Anchorage se alcanzaron los 32 grados de temperatura, rompiendo el récord de la temperatura más alta en toda su historia, estando cinco grados más arriba del récord anterior. Estas oleadas de calor han provocado que los glaciares se fracturen con mayor frecuencia que en el pasado. De igual manera según un estudio publicado en la revista Science, el Ártico se ha calentado doblemente más rápido que el resto del planeta.

Más información en nuestro articulo, Alaska llega a un récord climático histórico de 32°C

Ciertamente a pesar del enorme susto que se llevaron los jóvenes Andrew Hooper y Josh Bastyr disfrutaron de este maravilloso y probablemente irrepetible acontecimiento paseo en kayak, pero la realidad es que lo ocurrido es la muestra del daño que le hemos provocado a nuestro planeta. Daño que además dentro de poco se volverá irreparable, por lo que es momento que todos los seres humanos nos unamos y salvemos nuestro planeta.

Podría interesarte, LA AMAZONIA: el pulmón de la tierra lleva dos semana quemándose

¿Que opinas?

Escrito por Oriana Camacho

Soy estudiante de Psicología de la Universidad Católica Andrés Bello. Amante de los animales, disfruto de un buen libro y escuchar música.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comments

0 comments

Conoce los 6 lugares más seguros en Colombia

Conoce 8 tips para aprovechar unas vacaciones cortas