in

Se puede viajar y ser feliz con muy poco: Ligeros Viajeros

Se puede viajar y ser feliz con muy poco: Ligeros Viajeros
4.7 (93.33%) 3 vote[s]

Tenemos la dicha de mostrar la historia de una familia viajera de España llamada “Ligeros Viajeros”, una historia realmente hermosa donde no importa la cantidad de países que han visitado, sino los recuerdos y vivencias que se llevan de cada hermoso destino que visitan, que vale más tener poco y simplemente viajar y  ser feliz.

¿Iniciaron su vida viajera con su familia, o anteriormente ya habían experimentado los viajes por separado?

Mi pareja y yo llevamos juntos toda una vida, nos conocimos en la escuela y hoy, 25 años después seguimos juntos. Con esto quiero decir que no tuvimos oportunidad de viajar por separado. Lo poco que hicimos fue con nuestros padres, pero por aquellos entonces era mucho más caro viajar y solo lo hacíamos por España y Francia en coche.

Familia Ligeros Viajeros

En seguida que nos conocimos empezamos a hacer viajes cortos juntos, pero estábamos ahorrando para casarnos y no fue hasta el año de la boda en 2001, que empezamos a hacer viajes más importantes. En 2 años visitamos México, USA, Praga, París, Londres y Túnez.

Tienen dos hermosos hijos, que aún están pequeños. ¿Cómo ha sido la experiencia de viajar con ellos desde tan corta edad?

Este año, justo hace 13 años que empezamos a viajar con nuestra hija y 10 que lo hacemos con los dos. La experiencia ha sido muy gratificante ya que todas estas aventuras les están formando como personas. El hecho de conocer otras culturas, otras religiones y otras costumbres tan diferentes a la nuestras, les hace crecer sin prejuicios, y respetando las diferentes formas de pensar y actuar, que para mí es una de las enfermedades de la sociedad del siglo XXI.

 

Familia Ligeros Viajeros

Lo que más nos gusta de viajar en familia, es pasar tiempo juntos. Estamos en la era de la tecnología, de las prisas, de trabajar mucho para tener todo, y cuando viajamos, estamos solos, a miles de kilómetros de casa y solo nos tenemos los unos a los otros durante 24 horas al día.

Nuestros viajes son low cost, y una de las cosas más importantes en nuestras aventuras es enseñar a nuestros hijos que se puede vivir con muy poco. Que a veces, sobretodo en lugares remotos de Asia, solo podemos comer arroz durante días, que tenemos que coger varios e incómodos transportes para llegar a algún lejano lugar.

Una de las experiencias más gratificantes que hemos vivido con ellos, es atravesar la selva de Borneo navegando por un río. En la cubierta, de unos 12 metros cuadrados, comíamos, dormíamos y jugábamos, y te das cuenta que no necesitas nada más. Vimos infinidad de animales en su hábitat natural, entre ellos orangutanes, que precisamente están sufriendo el ataque indiscriminado de occidente. Las principales marcas de snacks usan aceite de palma para abaratar costes, pero están acabando con la selva de Borneo, la segunda más importante del mundo después del Amazonas.

Familia Ligeros Viajeros

¿A nivel económico, como hacen para costear sus viajes?

Tenemos trabajos normales y salarios normales de clase media en Barcelona, pero como nuestra pasión es viajar destinamos todos los ahorros a ello. Nuestro objetivo en esta vida no es dejarles a nuestros hijos una buena herencia económica, sino las experiencias vividas y que ellos las utilicen en un futuro para ser buenas personas.

Como he dicho antes, nuestros viajes son “low cost”, y siempre buscamos la manera más económica para hacerlo. Comprar comida en supermercados locales, alojarse en hostels o moverse en transporte público, son las premisas más importantes para viajar barato. En Asia, según la zonas, hemos dormido toda la familia por 10€ la noche. Os aseguro que mucha gente no se atrevería a dormir en esos lugares, jeje.

Familia Ligeros Viajeros

Una de las cosas más bonitas de viajar así, es que te acercas a los locales, a la realidad del lugar que visitas. Para nosotros no tiene sentido ir a Tailandia y alojarte en un hotel de 5 estrellas, nos interesa mucho más estar con las familias locales, compartir mesa con ellos durante las comidas, colaborar en las tareas del hogar, conversar de sus problemas, de su día a día. Te das cuenta de que muchos de los problemas que tenemos en nuestra vida en Europa, son superficiales y que se puede ser feliz con poco.

Familia Ligeros Viajeros

Tuvieron la oportunidad de experimentar un Terremoto en la isla Gili, Indonesia mientras viajaban. ¿Cómo fue su experiencia?

Si, este verano, sufrimos un gran terremoto,  de 7 en la escala de Richter, el famoso terremoto de Lombok del 5 de Agosto de 2018. Nosotros nos encontrábamos a 20 km del epicentro y por suerte salimos con vida. No pueden decir lo mismo las más de 500 personas que fallecieron durante el sismo.

Eran sobre las 20h y estábamos cenando en un lugar idílico, en la pequeña isla de Gili Air, cuando la tierra se puso a temblar. En ese momento, fue la primera vez que sentimos que era el final, que todo se acababa. Por suerte, tomamos la decisión acertada de sentarnos en la terraza para cenar, ya que el restaurante se derrumbó completamente atrapando a las personas que había dentro.

Familia Ligeros Viajeros

La isla de 1 km2, se quedó completamente incomunicada, sin luz, sin agua, sin señal móvil… No había autoridades de ningún tipo, ni policía, ni médicos, ni hospitales, estábamos solo nosotros y teníamos que ponernos a salvo. En los primeros momentos del terremoto, conseguí comunicarme con el exterior y me alertaron de la posibilidad de que hubiera un gran tsunami, la isla era completamente plana y si venía una gran ola la arrasaría por completo.

Nos fuimos repartiendo en zonas despejadas para pasar la noche, ya que si había otro terremoto alguna construcción podía caer encima de nosotros. La noche fue larga, cada 10 minutos teníamos una réplica de entre 4,5 y 5,5 en la escala de Richter con la posterior amenaza de tsunami. Lo más duro de esa noche, fue pasar tantas horas esperando a poder salir con la amenaza de una gran ola, sabiendo que si venía moriríamos todos. Esa noche podía ser la última y no podíamos hacer absolutamente nada. Fue  muy duro pasar esto con tu hijos, porque no dejas de sentirte culpable por haberlos llevado allí.

A las 10h de la mañana del día siguiente pudimos salir de la isla en barcos que los locales pusieron para evacuar. Fue una experiencia horrible en la que, aunque nosotros sobrevivimos, vimos muertos, heridos, gente que había perdido todo…

Ya con 30 países en su lista de destinos recorridos, ¿Qué es lo que más les ha enseñado la vida?

En casi cada respuesta he podido dar una pincelada de lo que la vida nos ha enseñado, pero quizás nos quedamos con dos:

  • Que se puede ser feliz con muy poco,  mucha gente vive para trabajar y realmente hay que trabajar para vivir.  Nos hemos encontrado con gente en Asia que solo tenían un cuenco de arroz para todo el día, y todavía eran capaces de ofrecerte.

Actualmente, en Europa, se está viviendo una situación extrema con refugiados que vienen de zonas de guerra y los gobiernos no los quieren acoger. Cuando viajas y te das cuenta lo solidarios que son en todas las partes del mundo, no entiendes que se hagan estas cosas en Europa.

Familia Ligeros Viajeros
  • Acabar con los prejuicios. Hay una frase muy buena, y es “que los prejuicios desaparecen viajando”, y es una gran verdad. Estamos en una sociedad en la que no se acepta lo diferente, lo que socialmente se cataloga como “normal”. Conoces otras religiones, otras culturas, otros modos de pensar, y te das cuenta que todos son válidos siempre y cuando se haga desde el respeto. Al final se trata de tener un poco de empatía con el prójimo.

Si quieres más historias increíbles de familia viajeras, no te pierdas esta entrevista a Familia Nómade

Para muchas personas puede parecerle imposible poder recorrer el mundo con una familia, ¿Qué mensaje podría darles a aquellas personas?

Tendemos a meter a los niños en una ”burbuja”, y no nos damos cuenta que lo que estamos haciendo sobreprotegiéndolos es perjudicial. Yo en la educación de mis hijos, no pretendo que sean personas de éxito y con un gran trabajo, lo que quiero para ellos es que sean felices, buenas personas y que respeten mucho al prójimo.

Pensamos, que un país menos desarrollado que el nuestro va a ser un mal destino para ir en familia, y al final, son nuestros propios prejuicios los que nos frenan. Normalmente, los niños no tienen estos prejuicios y no juzgan el lugar hasta que no lo han visitado. Es muy bonito ver como tus hijos juegan y comparten con los locales sin importarles raza, religión o clase sociales.

Familia Ligeros Viajeros

Os animo a viajar en familia, si por diferentes circunstancias no podéis ir a otra parte del mundo, no pasa nada, podéis hacerlo por vuestro país, visitar ciudades, subir montañas, ir a la playa.

Al final, educar a un niño no es solo llenarle la mente sino liberarle de ataduras, de miedos, de prejuicios y tener la mente abierta.

¿Que opinas?

1 point
Upvote Downvote

Escrito por Portal Explora

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comments

0 comments

Entretenimiento en republica dominicana

Cómo divertirse en familia en República Dominicana: Mejores parques acúaticos y mecánicos

aerolinea regala pasajes

Aerolínea regala pasajes este 14 de febrero para aquellos que se llamen Valentín o Valentina