in

Reapertura de la Isla Boracay pone límites al turismo

isla bocaray reapetura

Este lugar mítico de Filipinas, reabrió oficialmente el 26 de octubre pero lo que no conocías, son las duras prohibiciones y limitaciones de aforo especialmente para turistas.

El agua cristalina y la arena blanca han recuperado su esplendor en la paradisíaca isla filipina de Boracay, destino turístico vetado al público por seis meses para frenar la expansión hotelera descontrolada, la contaminación y los vertederos al mar.

Esta reapertura es debido a su inesperado cierre el pasado mes de Abril, por el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, quién ordenó esta medida, argumentando que el terreno era inhabitable e insalubre debido a su gran suciedad, lo que nos lleva a reflexionar como viajeros y humanos, si de verdad estamos concientes del daño que causamos al planeta, aquí, en Portal Explora, te damos unos consejos sobre cómo ser un viajero responsable.

La Isla Boracay, conocida por sus fiestas sin fin, bellos parajes y famosa además, por el ser el punto de encuentro de miles de Europeos buscando diversión, es nuevamente un “must have” de la agenda viajera, este destino se masificó y  escaló de tal manera, que según cifras oficiales, superó el año pasado los dos millones de turistas (parecido a estos otros destinos súper famosos por recibir grandes masas turísticas), en poco más de mil hectáreas de territorio, lo que llevó finalmente a su clausura.

Después de meses en los que fue una isla desierta, sin turistas y con los negocios cerrados, lo curioso fue que la semana de su inauguración ensayaron de manera protocolar y disciplinaria cómo sería recibir a una cantidad moderada de turistas, donde estuvieron presente las autoridades del país.

Motivos de peso motivan el cierre de Boracay

Esta isla de 1.032 hectáreas ubicada unos 300 kilómetros al sur de Manila, que solo el año pasado recibió 2 millones de visitantes, permaneció clausurada al público por un tiempo muy largo, así fue considerado para sus habitantes y corporaciones que se benefician del turismo en esa zona.

La decisión fue tomada por el ejecutivo nacional de Filipinas,  tras una reunión con su gabinete, el mandatario firmó anoche la orden de clausura por recomendación de los departamentos de Recursos Naturales, Turismo e Interior para solucionar los problemas medioambientales que sufría Boracay en aquel momento.

isla bocaray sucia
Creative Commons, (Unsplash, Vova Drozdey)

La amenaza de cierre de este destino de turismo de masas comenzó en febrero, cuando sus aguas estaban insalubres llenas de desechos humanos, provenientes de las tuberías de los hoteles aledaños al mar.

Desde entonces se plantearon varias opciones, entre ellas la clausura por solo dos meses al principio de la temporada de lluvias (julio y agosto, en el país) o un cierre por fases para modernizar el sistema de alcantarillado de la isla y evitar que hoteles, resorts y otros establecimientos emitan al mar vertidos de forma ilegal.

Sin embargo, los tres ministerios recomendaron al presidente de forma unánime que cerrara completamente Boracay durante seis meses desde principios de abril, lo que tendrá un impacto importante en empresarios y trabajadores de la isla, pero que vería resultados fructíferos en su reapertura, y así fue.

Alrededor de 36.000 personas se vieron afectados sus medios y sustento de vida por la clausura de Boracay, mientras las pérdidas podrían alcanzar los 56.000 millones de pesos (874.000 euros, 1.070 millones de dólares), según estimaciones financieras de la isla.

reapertura isla boracay
Creative Commons, (Unsplash, Dustan Woodhouse)

Por otra parte, en toda crisis, hay oportunidades, el Gobierno concedió el mes de Junio a una empresa de Macao (China) la licencia para un proyecto de construcción de un resort y casino en Boracay por valor de 500 millones de dólares (407 millones de euros), lo que fijaría la isla como un destino más prestigioso y tendrían posibilidad de capitalizar futuros inversionistas extranjeros y propios de Filipinas.

Futuras precauciones para la isla Boracay

Dado al polémico cierre, debido a que el gabinete ejecutivo de la Isla, se encontraba disgustado por el estado en que se encontraba la misma, se tomaron medidas precisas para su saneamiento y atenciones futuras, una organización y el equipo encargado de este urgente e imprevisto proyecto (supervisado, además, por el Departamento de Medio Ambiente de Filipinas) trató de concientizar a las personas sobre la importancia de cuidar el entorno, no solo la Isla, sino otros destinos y maravillas naturales que nos ofrece la naturaleza.

La idea y el concepto base del proyecto era transformar Boracay en un ejemplo de turismo sostenible para otros destinos “de moda”, o en tendencia, en Filipinas, como El Nido, en la isla de Palawan, o Panglao en Bohol, para el resto del mundo, que no conozca los destinos idílicos que ofrece el país.

La situación fue especialmente grave en la playa de Bulabog (célebre por sus fiestas nocturnas y los deportes acuáticos de día) donde varios hoteles construyeron tuberías ilegales para verter directamente sus aguas residuales al mar, lo que “contribuyó” rápidamente al deterioro de la Isla.

belleza isla boracay
Creative Commons, (Unsplash, Courtney Rader)

Nuevas normas en la Isla

Las nuevas normas para poder estar en la Isla Boracay y poder disfrutar de sus bellos paisajes, son estrictas y ninguna tiene excepción, en la playa está totalmente prohibido fumar o beber alcohol o colocar hamacas y sombrillas.

Tampoco está permitida la venta ambulante ni dar masajes, es decir, no verás ningún vendedor deambulando por sus blancas arenas, y los deportes acuáticos sólo se podrán practicar más allá de los cien metros desde la orilla, para evitar el tráfico y garantizar de alguna manera, el disfrute de los más pequeños de la casa.

Para algunos las medidas son excesivas, aunque las autoridades aseguran que serán implacables a la hora de aplicarlas, para lo que han creado incluso un grupo de vigilantes civiles que supervisarán la limpieza de las playas y reprenderán a los infractores incluso pueden acarrear multas; tirar basura estará castigado incluso con penas de prisión en la nueva Boracay, donde también se ha limitado la capacidad de turistas a 19.200 por día, lo que no es un número despreciable pero no se compara con las masas que recibía el destino a diario.

Estamos felices de que por fin se haya rehabilitado la isla, eso debería alegrar a cada viajero que nos lee, porque es un posible nuevo destino que conocer.

El departamento ambientalista dió unas declaraciones donde afirmó que el sacrificio de seis meses iba a perdurar en el tiempo y se mantendría, si se acatan las normativas, la isla en buenas condiciones por un lapso de tiempo indefinido, nosotros también lo creemos así.

nuevas normas en isla boracay
Creative Commons, (Unsplash,  Sergei Akulich)

Al momento del cierre de la Isla, algunos locales fueron elegidos para realizar labores de limpieza del lugar, y otros fueron sumándose por voluntad propia, al terminar el proceso, pudieron dar su testimonio a los medios, donde aseguraron que la isla retomó el aspecto que tenía en los años 90’ antes de la invasión turística repentina y acelerada.

También dicen ser testigos de cómo las personas comían, bebían y botaban los desperdicios al mar, luego de la inauguración se asombraron porque percibían que la playa parecía lucir más amplia y por supuesto mucho más limpia, quizás es porque las miles de hamacas y sombrillas no dejaban ver su hermosura, es importante acotar que, las personas que tenían comercios en la playa y se beneficiaban monetariamente del turismo, tuvieron una compensación por parte del gobierno debido a la pérdida temporal de su empleo.

Para los nativos de Boracay, también hay normas de mantenimiento del paraje natural y ellos enfrentan las mismas amonestaciones que un turista Europeo, por ejemplo.

En cuanto a los hoteles, tuvieron que esperar dos semanas después de la reapertura para empezar a aceptar reservas, pero sólo pudieron aquellos que ya hayan obtenido el permiso de las autoridades porque cumplen con los nuevos requisitos en materia medioambiental, como un sistema adecuado de drenaje y tratamiento de basura.

Los que no están al día, permanecen cerrados, tratando de agilizar toda la documentación requerida, debido a que si abren sus puertas sin tener resueltos estos asuntos legales ambientalistas, podrán enfrentar multas graves y fuertes sanciones.

Una reapertura a medias

De los más de 600 establecimientos hoteleros que operaban en Boracay en abril, ahora sólo cuentan con el permiso alrededor de un centenar, aunque desde el Departamento de Turismo aseguran que para el día 26 estarán en funcionamiento todos los hoteles que cumplan con las nuevas normas.

No obstante, las autoridades advierten de que será una «apertura suave» ya que la rehabilitación de la isla no está completa y han pedido a los hoteles que «moderen las expectativas» de sus huéspedes porque la reconstrucción de Boracay no estará completa sino hasta el año que viene.

Y es que dar un paseo más allá de las playas es imposible: las obras para ensanchar la única carretera que atraviesa la isla están atrasadas y el tráfico es casi imposible, las aceras están levantadas y la mayoría de los establecimientos siguen enfrascados en tareas de reconstrucción.

Los hoteles y restaurantes en primera línea de playa han tenido que recortar sus dimensiones ya que las nuevas regulaciones sólo permiten edificar más allá de los 30 metros desde la orilla para respetar la vegetación natural que decora ese paisaje.

¿Qué hacer si vas a Isla Boracay?

isla Boracay que hacer
Creative Commons, (Unsplash, Sarah Louise Kinsella)

Es importante que conozcas algunas medidas que deberás tomar si deseas conocer Boracay, y hacemos hincapié en sus playas. Te recomendamos algunas cositas que te serán útil, evitando sanciones y aumentando tu diversión en este mágico destino:

  • No lleves ningún plástico susceptible a salir volando, como por ejemplo, bolsas, si llevarás algún tipo de comida, utiliza bolsos reciclables, además en la playa podrás encontrar contenedores para que botes allí tus desperdicios.
  • No fumes en la playa no está permitido bajo ningún motivo, si quieres hacerlo en las calles , lleva un cenicero (los hay portátiles) y tira las colillas a la basura, nunca al piso.
  • Una playa limpia no es aquella que se limpia con medios mecánicos, esa es una playa muerta. Colabora en su limpieza. Si disfrutas de ella, devuélvele todo lo que te da. Si ves basura en el suelo, retirala. Te sentirás mejor y la playa también.
  • Cuando se realice una actividad en la playa, ésta debe estar siempre supervisada por técnicos, que crearán unas pautas que todos los asistentes deben seguir, sin molestar a otras personas o quizás especies que vivan en el entorno. Instrúyete con las nuevas normas de la isla y ponlas en práctica. Los deportes que realices deben ser respetuosos con el medio ambiente y con las personas que nos rodean.
  • Respeta los accesos a la playa, camina un poco más para llegar a tu destino favorito, no atravieses las barandas o muros. Tu playa te lo agradecerá y tu salud también.
  • Denuncia cualquier actuación negligente: si ves a alguna persona actuando indebidamente informa a las autoridades.
  • Únete a cualquier movimiento o actividad de concienciación medioambiental. Sin duda alguna, cuando termines tus vacaciones y hayas practicado estas acciones,  querrás ayudar, sé voluntario en organizaciones que ayudan con la limpieza de las playas.

Como viajeros frecuentes y amantes de nuestra naturaleza promovemos el turismo responsable que defiende una filosofía de vida que tiene como premisa ser respetuoso con el entorno natural, contribuyendo a la prosperidad local y sensibilizarse con las particularidades de la cultura del lugar a donde estés viajando.

Las personas turistas que viajan de una manera responsable tienen asimilado el papel de responsabilidad social, económica y medioambiental que tiene su viaje.

Por eso, el turismo responsable anima a los viajeros a pasar más tiempo en el destino para que dé tiempo de conocer su cultura mejor, estar menos tiempo en el transporte, alojarse en hoteles de propiedad local, emplear un guía local, comprar cosas del lugar, viajar de forma consciente y con la mente abierta, informándose bien sobre la actualidad del país, sus códigos culturales y, al menos, unas palabras en la lengua local.

Las personas y organismos que apuestan por el turismo responsable, tienen la certeza que algunas cosas están cambiando y, así, se está reconfigurando el concepto de turista, ya que actualmente el turista goza de un mayor acceso a la información, comienza a ser consciente de la repercusión de sus acciones y las experiencias de viajes interculturales se han multiplicado.

Sin embargo debe conocer, cuáles son los errores más comunes que muchos cometemos al viajar.

Teniendo el turismo responsable en mente, noticias como esta irán disminuyendo, y solo así se fortalecerá aún más el turismo a nivel mundial, ser consciente es la única manera de garantizar nuestro entorno natural y que podamos seguir disfrutando y enamorándonos del mismo, y para culminar te dejamos información sobre las mejores playas del mundo, para que lo anotes en tu agenda viajera.

¿Que opinas?

Escrito por Audreyth Bedoya

Amante de los libros y la tecnología, sigo creyendo que la cultura une cerebros y continentes. Cada día tenemos la oportunidad de reinventarnos y crecer como seres humanos. ¡Y que la creatividad acompañe nuestros pasos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comments

0 comments

aeropuerto estambul

Nuevo Aeropuerto de Estambul: Una Escala Obligatoria

tours en cancun

Tours en Cancún México – Lo que debes saber