in , ,

México invierte millones de dólares para limpiar sus playas

Seguro estarás pensando que por limpiar, nos referimos a la creciente basura que se suele encontrar en las playas mexicanas, pero aunque ese también es un problema, en este caso es el sargazo lo que está dañando las playas, se trata de otra consecuencia del cambio climático.

En junio Rafael Ojeda, secretario de Marina, anunció que invertirán 2,7 millones de dólares construyendo barcos especiales para combatir el sargazo. Lo cual es una alga maloliente y color pardo que afecta a varias playas del Caribe. Este problema afecta al ecosistema y al turismo.

Puesto que además de dañar las hermosas playas con su fétido olor y tiñendo el mar azul de un color óxido, estas algas consumen el oxígeno del agua lo que ocasiona la muerte de los animales que viven en ella. Asimismo, bloquea la luz solar y aniquila la vida del suelo marino. Las playas que más se han visto afectadas son las de Tulum y Xcalak en la parte sur.

Brigitta van Tussenbroek, especialista en plantas marinas y macro algas en la Unidad, explicó a la página Spunik que “el sargazo que está llegando a nuestras costas es un alga parda o café y son dos especies: Sargassum Fluitans y Sargassum Natans. La Natans tiene dos morfos. Forma un ecosistema muy valioso porque funciona como sustento para la vida y refugio a muchos organismos en el océano abierto, donde por lo general no hay nada de estructura». 

Es por todo lo anterior que el gobierno mexicano invertirá tanto dinero en construir sargaceras para limpiar sus playas.

Ahora bien, seguro te estarás preguntando ¿qué son las sargaceras?. Pues se trata de barcos que contienen un sistema para aspirar el alga y luego sacarla del océano, y que a veces incluso las empaquetan. En sus planes está que los barcos permitan recolectar el alga a un costo estimado de seis millones de pesos (308.483 dólares) cada uno y que la primera estará lista en unos dos meses.

La primera sargacera debería estar lista en un par de meses, o eso se dijo en junio, pero aún no se tiene información más actualizada al respecto, en un principio se declaró construir una docena de ellas, o mínimo diez. Así como también algunas barreras que eviten la entrada de más algas malas a las playas, la Secretaría Marina (Semar) ya tiene algunos diseños para las embarcaciones.

Ellos mismos, la Secretaría Marina, van a construirlos debido a que resulta más rentable y cuentan con los profesionales necesarios. Carlos Joaquín González, gobernador del estado de Quintana Roo, declaró en la rueda de prensa, que las playas de la zona turística de la Ribera Maya se han visto afectadas por este fenómeno.

La investigadora Brigitta van Tussenbroek también comentó que «llegan en cantidades enormes, lo hacen vivas pero luego entran en proceso de descomposición, son toneladas de materia orgánica que trae consigo muchos problemas, eso es lo que estamos sufriendo ahora en Quintana Roo”. Sin embargo, este problema para el presidente Andrés Manuel López Obrador no es un asunto de prioridad.

Su proliferación se debe a la desembocadura de grandes ríos que tienen desechos de actividad humana, la desertificación y el calentamiento global. Siendo esta otra consecuencia del descuido de los gobiernos ante la contaminación y las malas políticas medioambientales que se manejan.

Estudios del Protocolo Puerto Morelos, organización civil que implementa acciones para enfrentar el sargazo. Manifestó que el periodo crítico irá de mayo a octubre, así como recordó que en 2018 fue que se disparó cuando las playas mexicanas recibieron 24 millones de metros cúbicos de sargazo. Se estima que esta vez se reciban entre 800 mil y un millón de toneladas de esta alga.

Aunque no haya estadísticas del impacto que toda la situación del sargazo pueda estar teniendo o tener en el turismo, los mexicanos argumentan que han notado una disminución en convenciones o en los casamientos. Ya que el olor que el alga suelta al descomponerse es bastante fuerte y desagradable. Esto además hace de las playas paradisíacas ambientes sucios y que no transmiten la tranquilidad que debería de otorgar el océano.

Los dueños de restaurantes de la zona también aseguran que la clientela ha bajado notoriamente por los aromas de la descomposición. Incluso muchos comentan que no han dejado de limpiar las playas desde mediados de abril, pero la cantidad es tan masiva que al día siguiente se vuelve a llenar lo que se limpió.

Por otro lado, algunas investigaciones científicas señalan que el sargazo llega por los vientos y las corrientes desde un nuevo mar de dicha alga en la zona ecuatorial del Atlántico, entre Sudamérica y África, dicho lugar fue detectado en 2011.

Por último, Tussenbroek comentó también que “en 2015 se trató como un evento atípico, se respondió en ese momento como emergencia y luego se olvidó el problema. En 2018, otra vez la respuesta ha sido la de responder a una crisis. Han levantado un fondo de emergencias que ha contratado mucha gente que está levantando el sargazo en la playa, los hoteles y los municipios también y no ha sido suficiente. Esta es la respuesta que ha habido desde que empezó en mayo-junio, hasta ahora”

Finalmente, este es otro problema medioambiental al que tampoco se le han encontrado todas las respuestas ante las miles de interrogantes que surgen, lo que sí es un hecho es que se está buscando, esperemos no demasiado tarde, soluciones a la problemática.

Sin embargo, parece que el proyecto se ha atrasado y que aún no se han establecido campañas de concientización a las poblaciones afectadas para que tengan un mejor cuidado de sus playas, entendiendo de que es parte de su comercio y turismo sino se le quiere dar un único enfoque ecológico.

En general, los océanos se conectan de una forma u otra por sus mareas, todas las playas deberían ser dignas de apreciar y disfrutar. Es por eso que conviene recordar que las cosas pequeñas como nunca dejar basura en las playas, no fumar ni dejar colillas en ellas, y ser amable con el medioambiente son pasos para ayudar a cualquier playa y no aumentar la contaminación. Recordando que los desechos aumentan la proliferación del sargazo.  Asi que cuidemos y porqué no, limpiar las playas también.

Podría interesarte:  Planeta en peligro: la ONU advierte » Montañas sin hielo, ríos sin agua, y océanos sin vida» 

¿Que opinas?

Escrito por Marlu Maldonado

Yo, al igual que Borges, soy demasiado sentimental y no puedo dormir a menos que esté rodeada de libros.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comments

0 comments

Recorre el mundo, encuentra el amor y deja Tinder en casa

¿Cómo volar bajo el agua? Subwing en Islas Gili