in

El presidente Donald Trump ha autorizado la explotación del Bosque Nacional Tongass

Hogar de diversas especies; etnscreensaver - Flickr

Durante todo su mandato, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se ha caracterizado por tomar decisiones polémicas las cuales han llegado a ser fuertemente criticadas, y su último decreto no ha sido la excepción. Ya que se encuentra en la búsqueda de revertir las restricciones a la exploración forestal, minera y energética en 6,75 millones de hectáreas del Parque Nacional Tongass en Alaska. Dichas restricciones fueron impuestas por el ex presidente Bill Clinton (1993-2001) tan solo unos días antes de dejar la casa blanca.

El Parque Nacional Tongass cuenta con 67 millones de hectáreas, siendo la selva tropical más grande del mundo que aún se encuentra intacta. Este es el hogar tanto de viejos abetos, cicuta y cedro, como de ríos repletos de salmones y fiordos dramáticos. Además, en él habitan especies tales como el oso pardo, el ciervo de cola negra de Sitka y el azor común. Razón por la cual los políticos han luchado durante años para proteger este paraíso tropical, finalizando en el 2016 un plan para eliminar gradualmente la tala en Tongass.

Pero, el presidente Trump tiene otros planes para este lugar, puesto que según The Washington Post. Luego de discutir la situación con el gobernador de Alaska, Mike Dunleavy, el presidente le ha ordenado a Sonny Perdue, quien es su secretario de Agricultura, que exima al bosque de las restricciones de tala impuestas hace unos 20 años. Este decreto puede llegar a afectar 40 millones de hectáreas de Tongass, lo cual echaría por la borda todos esos años de lucha para su protección.

No obstante, la mencionada decisión no solo le corresponde al presidente, puesto que la petición de eximir a Alaska de la regla que prohíbe la tala comercial y no permite la construcción de carreteras excepto cuando el Servicio Forestal aprueba proyectos específicos vino por parte de los propios ciudadanos. El ya mencionado gobernador y la senadora de Alaska, Lisa Murkowski, quien advirtió que la protección está «perjudicando» la capacidad de Alaska «de desarrollar una economía sostenible durante todo el año para la región sudeste, donde menos del uno por ciento de la tierra es de propiedad privada».

Aunque, The Washington Post señaló que en Alaska la madera solo representa una pequeña parte de los empleos, poco menos del 1% según la organización regional Southeast Conference, una cifra bastante baja en comparación con el 8% del procesamiento de mariscos y el 17% del turismo.

Afectaría la economia; Gillfoto – Flickr

De esta manera, la explotación de la madera podría afectar otra parte de la economía local, como señaló el presidente del grupo ambiental Trout Unlimited, Chris Wood, quien en conjunto a otra organización ha solicitado que los cambios en la regla sean limitados. Puesto que de lo contrario se podría poner en riesgo la industria pesquera de salmón comercial, la cual en la actualidad genera unos 986 millones de dólares anuales. Ya que alrededor del 40% del salmón salvaje que desciende por la costa oeste es engendrado en Tongass.

Hasta ahora no ha quedado claro la cantidad de tala que se realizaría en el Bosque Tongass, debido a que el Servicio Forestal tendría que llevar a cabo una renovación a su plan de manejo para mantener la nueva venta de madera, pero lo que sí es seguro es el impacto que esto tendrá en el medio ambiente.

Podría interesarte, Idea innovadora en Japón: zapatos con GPS para localizar a adultos con demencia

¿Que opinas?

Escrito por Oriana Camacho

Soy estudiante de Psicología de la Universidad Católica Andrés Bello. Amante de los animales, disfruto de un buen libro y escuchar música.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comments

0 comments

Lo que no sabías de Guatapé y la Piedra del Peñol en Colombia

Descubre los 30 motivos de peso para viajar a Colombia