in

20 lugares turísticos naturales y hermosos del mundo que problamente no conocías

paisajes exoticos

El mundo es sin lugar a dudas un sitio asombroso. Desde las imponentes metrópolis más avanzadas y estéticas, hasta los paisajes más avasallantes, pasando por los mares y océanos más extensos y hermosos.

La tierra tiene mucho que ofertar y los humanos somos demandantes eternos de su increíble naturaleza, la cual, en ocasiones, sabe cómo sorprendernos aún más de lo que alguna vez imaginamos.

Aqui les mostramos 10 destinos turísticos increíbles del mundo que probablemente no sabias que existen.

Un viejo dicho reza que la realidad supera a la ficción, y jamás como hoy este pudo ser tan cierto.

Alrededor del planeta existen locaciones cuyas propiedades, apariencia o disposición son tan insólitas que resultan increíbles de creer; pero son absolutamente reales.

A continuación, se presentará un listado de los destinos de interés turístico más impresionantes e increíbles que existen:

1. El Mar Muerto. Jordania e Israel

el Mar Muerto Jordania e Israel
Creative Commons: pietralambert -Flickr.

Quizá hayas oído hablar alguna vez de este mar; pero no sabes porqué le dicen así, qué lo hace tan especial, ni dónde se encuentra.

El Mar Muerto, ubicado entre las actuales Jordania e Israel en el medio oriente, Asia, se trata del punto sobre la tierra más bajo que existe, encontrándose a 423 metros bajo el nivel del mar.

Esta masa de agua contiene la mayor cantidad de sal existente en cualquier mar sobre la tierra lo que hace de la vida en él una imposibilidad biológica. La gran cantidad de sal que ostentan estas aguas no solo le confieren su nombre de “Muerto” pues ningún pez vive en él, sino, además, le otorgan otras características peculiares de asombro tales como la capacidad de hacer flotar cualquier cuerpo como si se tratase de una boya natural, es decir, casi por inercia.

El “Mar Salado” como se le suele llamar es además un depósito natural de asfalto desde la edad antigua, que ha sido usado incluso por las antiguas civilizaciones griegas.

2. Cascada Bajo el Agua. República De Mauricio

Cascada bajo el agua
Creative Commons: Andy Rathbun – Flickr

¿Quién lo diría? A más de 800 kilómetros de las costas más cercanas en Madagascar, se encuentra un país soberano compuesto por 4 islas de las cuales 1 guarda un secreto muy especial.

La isla de Mauricio, en la República del mismo nombre, se ha hecho famosa por sus costas cristalinas, su arena blanca, su vegetación selvática, su belleza indica y, por tener lo que parece ser una cascada bajo el agua.

Al decirlo resulta increíble pensarlo, siquiera imaginarlo ¿Una caída de agua, bajo el agua? Lo cierto es que no se trata literalmente de eso.

La razón de este aparente desfase de la realidad se debe a una ilusión óptica provocada por la forma en que la vegetación submarina, las corrientes oceánicas y el arrecife de coral de la zona convergen y reaccionan produciendo la ilusión de una catarata bajo el agua. Sin embargo, sigue siendo un espectáculo maravilloso y la isla por sí misma también tiene mucho que ofrecer.

3. Golfo de Alaska. Estados Unidos

Golfo de Alaska Estados Unidos
Creative Commons: Kent Smith – Flickr.

¿Qué pensarías de dos masas de agua nivel oceánico que chocan en un determinado punto aparentemente sin mezclarse? Si crees que es una locura, entonces nunca has visto el fenómeno del Golfo de Alaska, entre el mar de Bering y el mar norte del océano Pacífico.

Al norte del continente americano, entre el extremo occidental de Rusia y la estadounidense Alaska, se encuentra el golfo de Alaska donde se da el increíble choque entre titanes.

A simple vista, pareciera que las aguas de estos dos mares se encuentran en este punto en un pulso eterno una contra una de la otra, sin mezclarse.

Aunque en internet se ha explicado el evento argumentando estos dos mares son tan distintos que actúan como el agua y el aceite en un mismo envase, la realidad es un poco menos romántica que eso.

Lo cierto es que la causa del fenómeno se les atribuye a los llamados eddies, corrientes oceánicas que “colorean” las aguas haciéndolas ver tan distintas y, aunque ciertamente no es tan fácil, estos mares sí se mezclan, pero a paso lento, tanto que parecieran no hacerlo.

4. El Archipiélago Socotra. Yemen 

Archipiélago Socotra Yemen
Creative Commons: Vallerian Guillot – Flickr.

Imaginate despertar repentinamente en medio de una isla con una vegetación increíble y animales inusuales, así es el archipiélago de Socotra, otro mundo compuesto por 4 islas de las cuales 1 es la más grande y principal. Ubicada en el océano indico a 350 kilómetros al sureste de las costas del país al que pertenece, Yemen.

Esta área, aislada geográficamente por su violento clima que imposibilita el acceso en ciertas temporadas del año, alberga a más de 700 especies de plantas y animales únicas en el mundo, pues solo en este sitio se han visto.

El clima árido del área ha hecho que la mayor parte de su vegetación sea seca y extremadamente sensible a los cambios en la temperatura e incluso a la introducción de nuevas especies a su hábitat.

Declarada por UNESCO como patrimonio de la humanidad en 2008 por su biodiversidad, Socotra funge como una auténtica cápsula del tiempo, una especie de isla prehistórica donde lo extraño es lo habitual y uno de los pocos lugares donde lo que verás, jamás lo conseguirás en otro sitio.

5. Lago Hillier. Australia

Lago Hillier Creative
Creative Commons: Aussie Oc – Wikipedia.

Se supone que todas las masas de agua deben tener un color más o menos azul, ¿no? Si eso piensas, será mejor que se lo digas al Lago rosa de Hillier. Ubicado en la isla de Middle Island, perteneciente a Australia y rodeado por el océano antártico.

Este lago rosa, separado del azul océano apenas por una estrecha franja de eucaliptos, es bastante notorio desde el aire, presentando un color rosado chicle en toda su extensión.

Aunque hasta los momentos no hay una explicación certera al respecto del porqué ese color, los científicos creen que se debe a alguna pigmentación producto de bacterias que habitan en el lago.

Descubierto en 1802 por la expedición findlers, solo imagina lo anonadado que quedó el primer hombre en ver tal contraste entre dos aguas, contraste que aún puede apreciarse con furor desde una avioneta o un ferri.

6. Geiser Fly. Estados Unidos

Geiser Fly Estados Unidos
Creative Commons: Peter Thoeny – Quality HDR Photography – Flickr.

Pocos descubrimientos suscitan tanto interés como los que se hacen desde el espacio durante una misión de la NASA.

En 1965 bajo este contexto dos astronautas divisaron sobre el territorio de lo que es la zona del Sahara correspondiente a la actual Mauritania un “gran ojo buey” en medio del desierto.

Esta singular estructura, desde entonces, ha atraído la atención de geólogos y turistas que desean tener una perspectiva acerca de la también llamada estructura de Richat.

Al principio se creía que este era el resultado del impacto de un enorme meteorito; sin embargo, estudios más recientes han señalado que esta se produjo por un largo proceso de erosión de hace millones de años.

Sea como sea, su presencia es impresionante y su gran parecido a un ojo le vale sus apodos. Quizá una de las más extensas maravillas naturales menos conocidas del planeta.

7. El Ojo Del Sahara. Mauritania

El ojo del Sahara Mauritania
Creative Commons: Stuart Rankin – Flickr

Pocos descubrimientos suscitan tanto interés como los que se hacen desde el espacio durante una misión de la NASA.

En 1965 bajo este contexto dos astronautas divisaron sobre el territorio de lo que es la zona del Sahara correspondiente a la actual Mauritania un “gran ojo buey” en medio del desierto.

Esta increíble estructura, desde entonces, ha atraído la atención de geólogos y turistas que desean tener una perspectiva acerca de la también llamada estructura de Richat.

Al principio se creía que este era el resultado del impacto de un enorme meteorito; sin embargo, estudios más recientes han señalado que esta se produjo por un largo proceso de erosión de hace millones de años.

Sea como sea, su presencia es impresionante y su gran parecido a un ojo le vale sus apodos. Quizá una de las más extensas maravillas naturales menos conocidas del planeta.

8. Zhangye Danxia. China

Zhangye Danxia China
Creative Commons: lwtt93 – Flickr

Continuando con maravillas naturales, seguramente estas montañas, ubicadas en la provincia de Gansu en China, te sorprenderán.

Danxia, es el nombre que reciben algunas formaciones rocosas en china caracterizadas por su pigmentación primordialmente rojiza a causa de la erosión, lo cual explica perfectamente por qué este sitio es tan aclamado.

Esta zona de la República Popular China, que se extiende por unos 500 kilómetros cuadrados, cuenta con unas coloridas montañas que adornan el paisaje de una forma totalmente única.

Ver una imagen tomada desde el cielo de este sitio es como observar una obra de arte enteramente natural de líneas de colores sobre un relieve perfecto.

El área ha sido arreglada por las autoridades con caminos de madera para que sean fácilmente accesible para los turistas ingresar y apreciar su belleza. Con tantas razones, ¿Cómo es que no has ido?

9. El Túnel del Amor. Ucrania 

el tunel del amor
Creative Commons:  Marcin Grabski – Flickr

Otra obra artística humano-madre naturaleza. Este peculiar túnel, ubicado en lo que alguna vez fueron unas vías de trenes más entre muchas otras en la provincia de Klevan, Ucrania, se ha convertido en uno de los destinos para parejas más románticos y llamativos del mundo por su espectacular belleza cautivadora.

La historia de este túnel es bastante impresionante por la complicidad accidental de nuestras obras de ingeniería y la persistencia de la madre naturaleza. Su increíble estructura se debe a la configuración de la vegetación de la zona alrededor de las vías, que a medida que el tren la atravesaba cada día se iba moldeando a su forma.

De este modo, solo en un par de años se creó este increíble “túnel” natural que tanto atrae a las parejas de todo el mundo.

La atmósfera mágica y el paisaje de este sitio le confirieron su apodo y su propia leyenda, pues se dice que si cruzar con alguien agarrados de la mano hasta el final del túnel, todos sus deseos se harán realidad; pero fíjate bien en el final, porque según parece el tren sigue funcionando y no querrás tener que correr en tan romántico paseo.

10. Río Celeste. Costa Rica

Rio Celeste costa rica
Creative Commons: Jhon Piekos – Flickr

¿Un río casi fantasmal teñido por un suave color celeste? ¡Sí, por favor! De eso se trata el esplendoroso río Celeste ubicado en el cantón de Guatuso en la provincia de Alajuela, Costa Rica. A pesar de su muy difícil acceso, pues se encuentra en el interior de un denso bosque, vale totalmente la pena visitar esta increíble corriente de agua.

Su peculiar color se debe a las reacciones químicas producto de la convergencia entre los dos ríos que lo nutren, el Buena Vista y el Roble, los cuales poseen propiedades químicas distintas que generan, cuando se encuentran en conjunto, este hermoso color.

Igualmente, la alta presencia de minerales en sus aguas les confiere a estas un cristalino inigualable al de otros ríos.

11. Las escaleras al cielo: Hawai. Estados Unidos

Las Escaleras al Cielo Hawai Estados Unidos
Creative Commons: Mike Salamanca – Flickr.

Comencemos con algo extremo. En la década de los 40 durante la Segunda Guerra Mundial en Hawai, las tropas navales estadounidenses que operaban allí construyeron un radar “Top secret” en la cima del monte Pu’u Keahi A Kahoe para comunicarse con sus embarcaciones en el pacífico; para llegar a él, además, se construyeron nada más y nada menos que 4000 mil escalones desde el pie de la montaña.

Aunque esta increíble obra, rodeada de una naturaleza exuberante y un paisaje avasallante, se encuentre desde 1987 clausurada, aún se puede acceder a ella y subir por el sendero maravilloso; pero algo peligroso, hacia el cielo.

Perfecto para los amantes de la aventura, el montañismo, las alturas y la belleza natural.

12. Islas Apostle. Wisconsin Estados Unidos

Apostle Islands Estados Unidos
Creative Commons: Andy Rathbun – Flickr.

Probablemente nunca hayas oído hablar de estas islas. Ubicadas al norte de los Estados Unidos en el estado de Wisconsin frente a la península de Bayfield, este archipiélago de 22 islas, donde solo 1 de ellas está habitada y el resto son paraísos naturales vírgenes, alberga a la mayor masa de agua dulce del mundo.

Este paraíso norteño, además, es hogar de múltiples tipos de aves coloridas que pintan los cielos cuando vuelan y cuevas submarinas admirables, compuestas de arenisca e interconectadas entre sí que adornan las costas donde se encuentran, sobre todo cuando cae el atardecer.

Para conocer este sitio, ya organizados se encuentran paseos en pequeños cruceros o, si se prefiere, se puede alquilar un barco -con capitán incluido- de modo que hacer este viaje sea una excursión inolvidable.

13. Wai-O-Tapu. Waikato Nueva Zelanda

Wai o Tapu Waikato Nueva Zelanda
Creative Commons: son – Flickr.

Geiseres, cráteres, piscinas coloridas, terrazas de cuarzo y mucha diversión en este hermoso parque volcánico procedente de Nueva Zelanda, de hecho, el mejor del país.

Esta maravillosa obra de la geología no tiene precedentes en otra zona de la nación oceánica y es entendible, ya que sería difícil igualar tal belleza.

El parque, de una extensión de unos 8 kilómetros ofrece toda una galería de fotografías envidiables para quienes lo visiten. Algunas de sus mejores atracciones (todas naturales por supuesto) son: la morada del diablo, cráteres colapsados que forman cristales amarillos; la Piscina de Ópalo, formada por manantiales de agua sulfurosa; el Geise de Wai-o-Tapu, con erupciones irregulares que alcanza en ocasiones los 3 metros de altura; La Piscina de Champán, la más grande yy profunda de la zona, cuyas aguas inundan en mayor o menor medida: oro, plata, mercurio, arsénico, azufre, entre otros.

14. ARCHIPIÉLAGO SVALBARD: NORUEGA

Archipiélago Svalbard Noruega
Creative Commons: Allan Hopkins – Flickr.

Situado en el océano glaciar ártico, Svalbard es un conjunto de islas al norte del continente europeo perteneciente a Noruega.

Este alejado rincón del mundo de 9 islas, de las cuales solo 3 están habitadas, puede resultar un sitio difícil de imaginar para unas vacaciones, pero estas pequeñas islas tienen buenas atracciones que ofrecer.

Llenas de una vasta naturaleza virgen, en Svaldbard son muy famosos entre los turistas los encuentro con osos polares, especie en peligro de extinción bastante formidable que vale la pena observar al menos una vez en la vida.

Igualmente, los paseos en trineos a través de la nieve son altamente recomendables en este sitio. Sin duda una experiencia ártica inolvidable.

15. El Pozo de Thor. Oregón Estados Unidos

El Pozo de Thor Oregón Estados Unidos
Creative Commons: Jim Purscelley – Flickr.

Este sitio es tan hermoso como peligroso. En algún lugar de Cabo Perpetua, en Oregón, Estados Unidos, cuando el pacífico lo desea, brinda un espectáculo inolvidable. El pozo de Thor un agujero profundo cercano a la costa en plena meseta.

Cuando la marea sube, sobrepasa la altura de la meseta y las aguas del pacífico caen al fondo de este increíble pozo, ofreciendo un espectáculo para cualquier fotógrafo, sobre todo cuando cae el atardecer y se producen juegos de colores en el cielo, cómplices del mar, para generar la imagen perfecta.

Aunque este sea una maravilla natural digna de observar, será mejor mantener la distancia, pues aquí confluyen 3 fuertes corrientes oceánicas que lanzan toda el agua que pueden al fondo de Thor.

Leyendas dicen, que cualquiera que mire a su interior desaparece, y no han de estar muy lejos de la realidad, la fuerza de estas corrientes podría fácilmente arrastrar a alguien hasta allá abajo, por tanto, lo más prudente es mantenerse dentro del sendero establecido para no perderse de tan impresionante evento natural.

16. Polinesia Francesa. El Atolón Rangiroa. Francia

Polinesia Francesa El atolón Rangiora
Creative Commons: tensaibuta – Flickr.

Un atolón es una isla formada alrededor de un arrecife de coral dispuesta como un anillo y en cuyo interior se encuentra una especie de laguna la cual se comunica con el oceano por estrechas brechas.

Aunque en el océano pacífico sean relativamente comunes, pocos se asemejan a el atolón de Ragiora en la Polinesia Francesa. Esta isla, que forma parte de otras 77 en total, es un verdadero paraíso tropical.

La misma comprende una población de unos 2000 habitantes que viven de la pesca, el cultivo de perlas negras y el turismo, por ello ten por seguro que la estancia ahí es una maravilla. Los paisajes son arrebatadores y el agua cristalina.

17. Laguna de Huacachina. Desierto de Perú

Laguna de Huacachina Desierto de Perú
Creative Commons: Christopher Crouzet – Flickr.

¿Será una alucinación? Si te encontraras atravesando el desierto costero del pacífico en el Perú, seguramente eso pensarías al ver el sorprendente oasis en medio de la nada que domina la vista entre las dunas; sin embargo, no sigas de largo, porque es real.

Este oasis compuesto por un lago de color verde y una abundante vegetación a su alrededor de palmeras y eucaliptos es el sueño de todo sediento viajero.

Un sitio de semejante belleza no es raro que esté habitado, a pesar de sus alrededores, la zona alberga unas 95 personas que residen ahí, además de hoteles, tiendas y una piscina natural.

Se cree que sus aguas poseen propiedades curativas y el origen de la laguna es explicado por leyendas locales como el fruto las lágrimas de una viuda por un amor frustrado por la muerte, incluso se dice que la doncella Huacachina, la viuda, aún llora a su marido cada noche de luna nueva.

Quizá no quieras pasar por ahí durante las lunas nuevas, pero sin importar qué, esta es una cita obligatoria para ti.

18. El Lago Pangong Tso. Himalaya

El lago Pangong Tso Himalaya
Creative Commons: Aayush Lyer – Flickr.

¿Qué dirías sobre sumergirte en un lago a más de 4 mil metros de altura? Si te parece una gran idea, tienes que ir a Pangong Tso.

Este lago dividido entre China e India, debido a que se encuentra justamente en la frontera entre estas dos naciones, es un auténtico espectáculo que combina lo mejor de las montañas del imponente Himalaya con la belleza reflectante de los lagos.

A exactamente 4.250 metros de altura, y una extensión de 134 kilómetros de largo, de hecho, pareciera un mar dentro de las montañas.

El acceso a esta zona, como podrás adivinar, es algo complicado. Se encuentra a 5 horas de la localidad de Leh, la más cercana, en jeep. Además, se necesita un permiso especial por parte de las autoridades que, si se trata de extranjeros, requerirá que se otorgue a grupos de 4, igualmente, navegar con barcos en su interior está prohibido por motivos de seguridad.

Aunque no sea el sitio más sencillo al que acceder, vale completamente la pena.

19. El Valle de Jiuzhaigou. Sichuan China

El valle de Jiuzhaigou Sichuan China
Creative Commons: IEST Viajes – Flickr.

Justamente ubicado en el corazón del coloso asiático, el parque nacional chino Jiuzhaigou, declarado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1997, se trata de una zona comprendida por más de 70 mil hectáreas compuesta por 3 valles dispuestos en forma de Y. Nombrado también como Reserva Mundial de la Biosfera, este parque es famoso por sus magníficas cascadas, coloridos lagos y picos elevados que varían entre los 2000 y 4500 metros de altura.

La diferencia del parque Jiuzhaigou con respecto a otros es su indiscutible capacidad para ser fotografiado lo cual se entiende sabiendo que sus bellos bosques cambian de color con las estaciones del año y que sus lagos son de un cristalino -casi transparente- inusual por la alta concentración de carbonato de calcio en sus depósitos minerales, lo que hace que aun a altas profundidades se puedan ver sus lechos.

Algunos sitios que no te puedes perder tienen nombres tan atractivos como El lago de los Cisnes, La Selva, el lago Panda, el lago Espejo, el lago de los Cinco Colores, o la piscina de las Hadas; con esos nombres, ¿Qué esperas para visitarlo?

20. Salar de Uyuni. Potosí Bolivia

Salar de Uyuni Potosí Bolivia
Creative Commons: BORIS G – Flickr.

¿Un desierto de sal? No solo eso, el más extenso y alto del mundo. El salar de Uyuni se extiende por 10 mil kilómetros cuadrados a unos 3650 metros sobre el nivel del mar.

Si despertaras de pronto en medio de esta increíble atracción natural, seguramente pensarías que estás en el cielo. Durante los meses lluviosos, cuando el suelo del desierto de moja, el salar refleja las nubes y el cielo, haciendo un retrato del firmamento en el suelo propio de ensueños.

Hace 40 mil años en la región donde hoy se encuentra el salar había un enorme lago, que, al secarse, dejó con sus restos 2 lagos pequeños y 2 salares, entre ellos el más grande el Uyuni.

Aunque podría pensarse que no, esta zona no está desprovista de vida natural, aquí se encuentran para aparearse hasta 3 especies de flamencos sudamericanos, y en el centro, se encuentra un oasis denominado isla pescado por su forma, cubierta de gigantescos capaces que hacen de este un paisaje aún más impresionante.

Aunque la capacidad de asombro entre los hombres se haya reducido a causa de la rapidez de la información, no cabe duda alguna de que nuestra tierra aún tiene mucho con que sorprendernos.

Sus bellezas naturales son merecedoras de nuestra adoración y su incipiente presencia entre el materialismo del mundo moderno, nos permite desenfocar la atención de los problemas cotidianos y mirar más allá, a sitios donde seguramente solo has estado en sueños y que, no obstante, ahora sabemos que son una realidad.

Si te impresionaron estos sitios no olvides compartirlo y si conoces algún otro increíble sitio que debería estar en esta lista déjalo abajo en la sección de comentarios.

¿Que opinas?

0 points
Upvote Downvote

Escrito por Portal Explora

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comments

0 comments

lugares exoticos

10 Lugares exóticos del Mundo

paises seguros para viajar

TOP 10 países más seguros para viajar