in

Alójate en este pueblo tradicional escocés con más de un siglo de historia

Vista aérea de Blachouses - Creative Commons, (Porta Web, Visit Outer Hebrides)

El whisky escocés y las kilt son algunos de los símbolos más típicos de Escocia. Lejos de ser un cliché forman parte de la esencia del auténtico escocés, que siente con orgullo cada elemento procedente de las tierras escocesas. Es un país lleno de tradiciones, costumbres y celebraciones únicas en el mundo que sorprenden a cualquiera que no las conozca.

Y, como buen país europeo su historia y tradición se ha remontado a lo largo de los siglos, por lo que esconde rincones mágicos llenos de cultura que no podrás creerlo. Específicamente debes conocer las casas negras de la isla de Lewis, que te están esperando para transporte al pasado, ¿te animas?

Ubicado en la isla de Lewis, en las Hébridas exteriores escocesas y bañado por las aguas del Atlántico, encontramos un pintoresco pueblo escocés formado por casas negras de piedra (blackhouses) que te transportan directo a siglos pasados, donde te hubiese encantado vivir.

Este pueblito es tan vintage que no podrás creerlo, la casa más antigua data del año 1850. Que en sus características más intrínsecas cuenta con las paredes de piedra seca, el perfil bajo y la paja aislante. Mismos materiales que hacían posible la vida en este rincón de Escocia, pese a las condiciones climatológicas de la zona, pues es famoso por temperaturas congelantes, ¡aunque esto actualmente no es problema! así que no te alarmes.

Y la buena noticia es que ahora este pueblo ya no está abandonado, sino reacondicionado para que los viajeros más curiosos puedan disfrutar de una estancia donde la historia, la naturaleza y la paz más absoluta conviven en armonía.

Un pueblito con historia que perdura

Pues como es conocido, allí vivieron generaciones de familias hasta la década de los 70. Cuando los últimos residentes que quedaban en la aldea se mudaron a otro lugar que no requería el mantenimiento de las casas de paja y piedra, que para aquel entonces, era costoso y muy forzoso.

Tras la salida de los últimos habitantes, el pueblo y sus alrededores fueron declarados área de conservación. Pues su estilo arquitectónico casi estaba desaparecido en la última mitad del siglo XX. En la actualidad, Gearrannan Blackhouse Village es propiedad de un fideicomiso local, Gearrannan Trust, que mantuvo su esencia intacta y sigue impulsando el turismo en el área, te aconsejamos, que visites este rinconcito lleno de encanto.

Las Casas Negras de Gearrannan

Ahora bien, cada una de las casas que conforman el conjunto, también denominadas crofs, (lleva el nombre de la familia que en su día vivió allí). El village está abierto todo el año y además de las nueve casas cuenta con un albergue, The Gearrannan Hostel, que ofrece alojamiento para trece personas, (pensado para mochileros).

Las casas se adecuan acorde a las necesidades, pues las hay de dos personas y casas tamaño familiar (cinco personas). Además del hostal, también existe una casa para grupos en la que pueden dormir hasta catorce personas, (un grupo grande de viajeros)

Atardecer en Blackhouse Village – Creative Commons, (Portal Web, Nature)

Precio de alojamiento.

En temporada baja el alojamiento va desde 430$ a 800$ por semana, y en cuanto al hostal son unos 21$ la noche, asimismo la habitación familiar del mismo cuesta unos 71$ la noche y es ideal para tres personas.

Isla de Lewis: actividades

Una vez alojado en el lugar no debes perder tiempo, pues puedes realizar; senderismo, surf, pesca y avistamiento de aves. Además, si das un pequeño paseo por el área notaras oficios muy tradicionales de escocia, una exquisita gastronomía y muchas tiendas de souvenirs.

Para los amantes de la naturaleza y el aire puro, hay una caminata de unos 6 kilómetros que comienza en Gearrannan y pasa por enclaves como las playas de Dalmore (la preferida de los surferos) y Dalbeg. Pero si lo tuyo es el ciclismo hay muchos caminos ideales, como Pentland Road, cuyos paisajes te dejarán sin aliento (y no por el esfuerzo, pues la mayor parte del terreno es plano) y las bicis puedes alquilarlas en el pueblo.

Una vez más te recordamos, que no tienes excusa pues hay diversión y relajación para todos los gustos, conoce lugares nuevos y crea momentos increíbles viajando por el mundo.

Podría intersarte, trabajar y viajar por el mundo: trabajar como buzo

¿Que opinas?

21 points
Upvote Downvote

Escrito por Audreyth Bedoya

Amante de los libros y la tecnología, sigo creyendo que la cultura une cerebros y continentes. Cada día tenemos la oportunidad de reinventarnos y crecer como seres humanos. ¡Y que la creatividad acompañe nuestros pasos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comments

0 comments

Trabajar y viajar por el mundo: trabajar como buzo

Trabajar y viajar por el mundo: Trabajar como Au Pair